lunes, 27 de febrero de 2012

La emperatriz Isabel de Avís y Trastámara (I)


Fragmento del retrato de la emperatriz Isabel por Tiziano en 1548.
Museo del Prado.

INTRODUCCIÓN

Isabel de Avís y Trastámara (Lisboa, 25-X-1503 - Toledo, 1-V-1539), esposa de Carlos V (Gante, 24-II-1500 - Yuste, 21-IX-1558), infanta de Portugal, reina consorte de España y emperatriz consorte del Sacro Imperio Romano Germánico, fue la decisión más acertada al problema que obsesionó durante décadas a la diplomacia europea: la boda del joven Carlos V.

Hija del rey de Portugal Manuel I el afortunado y de la infanta María de Aragón y Castilla, cuarta hija de los reyes católicos (antes estuvo casado con Isabel, primera hija y heredera de los reyes católicos y aún se casará una tercera vez con Leonor, hermana de Carlos V), eran por tanto, primos hermanos. 

Prototipo de la belleza renacentista, Isabel hereda de su madre, no sólo su aspecto físico, sino una excelente educación humanística, como discípula  que fue de Luis Vives y Beatriz Galindo, la latina.


Relieve en mármol de Carrara de la emperatriz Isabel por Leone Leoni.
Claustro de los Jerónimos. Fuente: Museo del Prado.


Además de su contrastada belleza, pronto se gana la fama de estar capacitada para llevar asuntos de Estado. Carlos necesitaba una esposa en quien confiar y delegar el gobierno de España en sus largas ausencias. Escribe de ella:
Es tal la prudencia y la santidad de sus costumbres, que la juzgamos digna de que pudieran encomendársele el cuidado y administración de nuestros reinos.
Una doble alianza matrimonial entre los primos Carlos V e Isabel y de sus hermanos Juan III de Avís y Catalina de Austria fortalecería la relación entre los dos reinos vecinos y aseguraba una paz duradera.

Retrato del emperador Carlos V e Isabel de Portugal.
 Copia que Rubens realizó en 1628 del original de Tiziano desaparecido
en el incendio del Alcázar en 1734. Col. Casa de Alba.

La importante dote que el rey de Portugal entregaría a su infanta (una de las herederas más ricas de Europa), pagadera de inmediato, sería un motivo más y un alivio para financiar las costosas políticas imperiales.

Tras múltiples vicisitudes políticas donde todos los reinos europeos están implicados, se celebra la boda en los Reales Alcázares de Sevilla el 10 de marzo de 1526, a medianoche y sin querer esperar más, ratificándose la boda por poderes celebrada el 1 de noviembre de 1525 en Almeirim.

La afinidad entre ellos fue total. De Sevilla se trasladan a Granada. La Alhambra les aloja en una luna de miel que se prolonga seis meses. Se construye la Torre del peinador de la reina para estancia de Isabel, con una suntuosa decoración pompeyana y de grutescos.


Interiores de la Torre del peinador de la reina. Alhambra de Granada.


Vista de la Torre del peinador de la reina desde el Generalife.
Fuente: agorarestauraciones


Allí se crea una brillante corte renacentista, con el poeta Garcilaso de la Vega y el músico Antonio de Cabezón entre otros artistas, que dejará de recuerdo el áulico palacio manierista de Pedro de Machuca proyectado como nuevo escenario simbólico de la monarquía.

Patio circular del Palacio de Carlos V. Foto: adevaherranz

En enero de 1527 se convocan con urgencia las Cortes en Valladolid a donde se trasladan estando ya embarazada la emperatriz y teniéndose que habituar a la antigua costrumbre de la corte itinerante. Se alojan en las casas de Bernardo Pimentel. El 21 de mayo da a luz, tras un difícil parto a su hijo primogénito Felipe.
Durante el laborioso parto que dura dieciséis horas, la comadrona la anima a que grite como una parturienta más, a lo que la emperatriz responde:
Eu morrerey, mais não gritarey.
Un brote de peste durante ese verano les obliga a abandonar Valladolid en dirección a Palencia y más tarde a Burgos donde permanecen hasta febrero de 1528.

FUNCIÓN PÚBLICA EN AUSENCIA DEL EMPERADOR

Entre los numerosos logros políticos de la emperatriz podemos citar:
- Hacer ver al emperador la necesidad de emprender una campaña militar en defensa de España en el mediterráneo.
-  La ingente financiación para los proyectos del emperador en Europa y contra el sultán de los turcos, para lo que convoca y preside Cortes de Castilla.
-  La gestión diplomática para solucionar el cautiverio de los hijos del rey de Francia Francisco I, rehenes en el castillo de Pedraza. 
-  Defiende la validez del matrimonio de su tía Catalina de Aragón con el rey de Inglaterra Enrique VIII, quien pretende divorciarse de ella para poder casarse con su amante Ana Bolena. Elabora para ello un informe suscrito por las más importantes universidades españolas que hace llegar al Papa Clemente VII.
-  Firma el Decreto de ayuda económica para las familias que emigren a colonizar América de forma honesta y estable.


Escultura en mármol de la emperatriz Isabel
por Pompeo Leoni. Claustro de los Jerónimos.
Fuente: Museo del Prado

VINCULACIÓN CON MADRID

La convocatoria de nuevas Cortes generales en 1528 fija la pequeña población de Madrid para acogerles y proceder a la solemne jura del príncipe Felipe como heredero de los reinos hispánicos.

Hay cuatro escenarios que vinculan desde entonces a la emperatriz Isabel con Madrid:
- El monasterio de San Jerónimo el Real
- La fuente de San Isidro
- El Alcázar de los Trastámara
- La casa del tesorero imperial Alonso Gutierrez

MONASTERIO DE SAN JERÓNIMO EL REAL
 
El juramento del príncipe Felipe como heredero de los reinos hispánicos se celebra el 19 de abril de 1528 en el monasterio de San Jerónimo el Real


Emperatriz Isabel. Bronce de Leone Leoni.
Claustro de Los Jerónimos. Museo del Prado.
Foto: Pessoas en Madrid

La emperatriz Isabel asiste al acto sosteniendo en brazos a su hijo de once meses. La ciudad se engalana e ilumina con antorchas para festejar junto a la corte estos actos y ...para despedir al cuarto día al emperador. Es la primera separación de su esposo después de la boda. Instalada en el viejo Real Alcázar de Madrid queda al mando, con plenos poderes, del gobierno en su nombre.


Emperatriz Isabel. Bronce de Leone Leoni.
Claustro de Los Jerónimos. Museo del Prado.
Foto: Pessoas en Madrid.

El claustro que la emperatriz Isabel conoció fue el de estilo gótico isabelino comenzado a construir en 1503, junto a la iglesia y dependencias monacales, por Enrique Egas.

LA FUENTE DE SAN ISIDRO

 
El 21 de junio de 1528 nace en Madrid su segundo hijo, una infanta que llamará María. A consecuencia del parto su salud se debilita y durante el caluroso verano tiene unas fiebres tercianas que contagia al pequeño Felipe. La vida de ambos corre peligro hasta que alguien les da de beber agua de la fuente supuestamente milagrosa de San Isidro. Se produce la curación milagrosa de los dos y en agradecimiento, Isabel ordena la construcción en el lugar de una ermita en honor al santo que siglos después seguirá siendo venerado como su patrón cada 15 de mayo. 

Fuente de San Isidro en la Ermita del mismo nombre.

En el siguiente post veremos los otros dos escenarios madrileños, testigos de la vida cotidiana de la emperatriz.


ARTÍCULOS RELACIONADOS:
La emperatriz Isabel de Avís y Trastámara (y II)

BIBLIOGRAFÍA


Reinas de España. Las Austrias. Siglos XV-XVII. María José Rubio. Ed. La Esfera de los libros. 2010.
Catarina de Austria, infanta de Tordesilhas, reina de Portugal. Ana Isabel Buescu. A Esfera dos Livros. Lisboa, 2007.
História de la vida de San Isidro labrador. Madrid, año de 1837. Ed. facsimil. Méndez y Molina. Madrid, 1987.

10 comentarios:

  1. Hola Antonio, he "devorado" este post, me ha encantado. Es un personaje muy interesante, del que apenas sabía nada.
    un abrazo (y gracias por los enlaces)

    (PD: no está nada mal, seis meses de luna de miel ¡en la Alhambra!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Mercedes. Yo me apunto a esa luna de miel, con torre para mi y todo.
      Encantado de poder "enlazarte". Como no lo iba a contar mejor y un poco por comodidad, recurrí a tus post.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Antonio,
    Fantástica biografía de la emperatriz, estadista en funciones que no lo hizo nada mal en ausencia del viajero esposo. También es cierto que se lo puso fácil la época esplendorosa que atravesaba España...y nada menos que desde la Torre del peinador. Eso facilitaría la claridad y frescura de ideas ¿no?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel. Como suele ocurrir, el principio fue muy idílico pero la cosa se fue complicando con los continuos traslados de la corte y tantos gastos en guerras. Creo que el emperador se lo supo montar muy bien con su amada y bella prima.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Antonio:
    Fantástica biografía. La frase (machista, por otra parte) de que "todo gran hombre tiene una gran mujer a su lado" cobra máximo sentido en este caso. Todo un personaje, que hay que reivindicar.

    Un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jesús,
      Ahora dicen que "todo gran hombre tiene una mujer sorprendida a su lado". No parece ser este el caso. Otro personaje coetáneo y fascinante es Catalina, hermana menor de Carlos V, casada con Juan III, hermano de Isabel. Un personaje de película que si fuera inglesa ya tendría serie televisiva de éxito.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Antonio,
    Me encantaría que echares un vistazo en este link de mi blog: http://delisboaabarcelonayviceversa.blogspot.com/2012/02/s-valentim-vs-s-jordi.html
    Añadí tu preciosa información colocando la fuente (tu y tu blog). Me parece una forma interesante y interactiva de funcionar entre blogs.
    Felicidades! Tu blog sigue buenísimo!

    Muchas gracias,
    Saludos,
    Sandra Campos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obrigado Sandra, vou lá dar uma olhadela.
      Abraços

      Eliminar
  5. He visitado El Prado esta tarde y mirando el bronce de la emperatriz he notado que el elemento colgante que sostiene en la mano derecha está fijado por el extremo inferior con un vulgar tornillo de ferretería. En tu foto se aprecia claramente si se amplía la imagen. No tiene nada que ver con la historia, pero sí con el miserable presente de la cultura española.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jofre Mañá, bienvenido al blog.
      La historia bien pudo haber sido así:
      - ¡Pepe, sujétame como sea la punta del rosario de la estatua que al soltar los amarres me la he cargao y alguien se va a enganchar!
      - ¡Oído jefe!
      Y nadie se dio cuenta hasta hoy.
      Recuerdo que los de seguridad me prohibieron fotografiar el relieve y la otra estatua de mármol después de hacerlo furtivamente a la de bronce ¡Ni hacía falta flash ni puede afectar nada a estos materiales!
      Estoy totalmente de acuerdo contigo en tu observación.
      Muchas gracias y un saludo

      Eliminar