martes, 8 de abril de 2014

Pedro Teixeira




Teixeira y su conocido plano de Madrid quizás sea el responsable de alguno de nuestros gustos y aficiones más peculiares pero sin duda alguna fue el inspirador y la génesis de los contenidos y objetivos de este blog.  

El cartógrafo y cosmógrafo portugués Pedro Teixeira Albernaz nació en Lisboa en 1595 en el seno de una familia de altos funcionarios y cartógrafos. Pedro era nieto de João Teixeira, Canciller Mayor del Reino de Portugal, e hijo de Luis Teixeira, Cosmógrafo Mayor del reino luso

De formación científica y militar, su intensa vida entre Portugal y España estuvo siempre cuajada de aventuras hasta que, a partir de 1619, su espíritu inquieto le llevó definitivamente a Madrid donde fue nombrado por Felipe IV Cosmógrafo Real en 1622 y posteriormente caballero de la Orden de Cristo. Comenzó entonces a trabajar en cartas marítimas y en levantamientos topográficos bajo la tutela de su antiguo maestro João Baptista Lavanha, cosmógrafo, profesor de matemáticas del rey D. Sebastián en Lisboa y posteriormente de Felipe III y Felipe IV en la Academia Real Mathemática de Madrid

Entre sus obras cartográficas más importantes destacamos:


-   Cartografía de los descubrimientos realizados en los estrechos de Magalhães y de San Vicente, realizada entre 1618 y 1619 junto a su hermano João, por mandato del Consejo de Indias y la Junta de Guerra.
-   Descripción del Reyno de Portugal y de los Reynos de Castilla que parten por su frontera, realizada entre 1620 y 1630 como cosmógrafo militar bajo la dirección de João Baptista Lavanha.
-   Descripción de España y de las costas y puertos de sus reynos. Al muy católico y muy poderoso rey don Filipe IIII, Nuestro Señor (1634)
-   Topographia de la Villa de Madrid, grabada en Amsterdam e impresa en Amberes en 1656, seis años antes de morir.





Descripción del Reyno de Portugal y de los Reynos de Castilla, de 
Pedro Teixeira, impreso en Madrid en 1662 (1:660 000).
Fuente: Centro virtual Camões


La Descripción del Reyno de Portugal y de los Reynos de Castilla que parten por su fronteras supuso un prólogo y una pausa en el encargo que le encomendó Felipe IV de describir las costas y puertos del reino. Sólo añadiremos que la precisión de este mapa es de tal magnitud que soporta con un pequeño margen de error la comparación con una cartografía actual realizada casi cuatro siglos después con las técnicas más avanzadas del  S.I.G.


Comparación de la configuración de Portugal según
el mapa de Pedro Teixeira, en rojo,con un mapa
actual. Fuente: Centro virtual Camões




La Descripción de España y de las costas y puertos de sus reynos. Al muy católico y muy poderoso rey don Filipe IIII, Nuestro Señor (1634) consta de un manuscrito y un atlas y constituye el proyecto cartográfico más importante del siglo XVII. Fue un encargo de Felipe IV a Teixeira con fines de defensa militar al tener experiencia bélica, ya que colaboró con la Armada e incluso recibió patente de corso. Está realizado en vitela e iluminado al temple, durante tres años, con vivos colores, tras ocho de trabajos de campo. Es como un viaje virtual por el perímetro costero a vista de pájaro, frontalmente, comenzando desde la desembocadura del Bidasoa hasta el Cabo de Creus, pasando por Portugal, tal como lo vio en la desaparecida colección de mapas de la Torre Dorada del Alcázar el Rey Planeta.


Ría de Pontevedra. Fuente: Os mapas da costa
  galega de PedroTeixeira.1634.
La Descripción del atlas no se imprimió al ser realizado con fines defensivos y permaneció inédita hasta que la reprodujo A. Blázquez en un artículo publicado en el Boletín de la Real Sociedad Geográfica de 1910. El original completo fue descubierto el año 2000 en la Biblioteca Nacional de Viena y publicado recientemente.


Ría da Coruña. Fuente: Os mapas da costa galega
de Pedro Teixeira.1634.





La Topographia de la Villa de Madrid  hace parte de nuestro imaginario juvenil. Cuando estudiábamos los primeros años de carrera, las paredes de nuestra habitación no estaban forradas por los ídolos musicales o deportivos del momento sino por una colección de planos históricos de Madrid. Eran reproducciones adquiridas por poco dinero en la Feria del libro antiguo y de ocasión de Madrid que luego nos ocupábamos de envejecer. 



El Teixeira ocupaba un lugar privilegiado frente a la cama de manera que era la primera y la última visión que teníamos al comenzar y al terminar el día. Este plano, que crea adicción, proporcionaba la ilusión de poder sobrevolar un Madrid prácticamente desaparecido y coincidente con el distrito centro, el nuestro, poder pasear por las calles y plazuelas del Madrid barroco de Gómez de Mora, el que fue escenario del siglo de Oro. Después de él vendrían muchos más planos y proyectos, el gusto por el detalle y el amor por Madrid, esta vez salidas de nuestra mano. 



El Teixeira es el segundo plano más antiguo de Madrid y se puede considerar el más importante de los realizados por el detallismo con que representa, en perspectiva caballera de Sur a Norte a escala aproximada de 1:1.840, las calles y casas de Madrid, incluyendo detalles como fachadas y cubiertas. Está  realizado en veinte planchas de cobre, de 57 x 45 cm cada una, midiendo el total del conjunto 2,85 x 1,80 m.




Teixeira representó en su plano 14 parroquias y 4 anejos, 57 conventos de religiosos y de religiosas, 18 hospitales y colegios religiosos, 10 ermitas y humilladeros. Describió al detalle el Real Alcázar y sus jardines, el palacio del Retiro y sus jardines, nombres particulares de la Villa y sus fuentes ambientados con todo tipo de personajes, la casa de Campo y los molinos, huertas, sembrados, arroyos, lavaderos y pozos de nieve que había en los alrededores de la villa y corte.



Ramón de Mesonero Romanos lo describe así en El Antiguo Madrid:
La minuciosi­dad y exactitud del dibujo son tales que dejan poco que desear, no solo en cuanto a la demostración del giro y disposición de las calles, sino en el alzado de las facha­das y topografía interior de los edificios, pudiendo juzgar de la conciencia con que fue hecho aquel precioso traba­jo por los varios públicos y particulares que aún se con­servan en el mismo estado en que los representa el plano, con la misma repartición de su planta, con el propio número de pisos, puertas y ventanas, y la misma forma general de su ornato arquitectónico.

Este plano sirvió de modelo para otros posteriores como la Planimetría General de Madrid. Igualmente, fue empleado por Juan de Dios Hernández y Jesús Rey Francisco para la construcción de su maqueta, así como la decimonónica de León Gil de Palacio.




El Teixeira es un documento extraordinario de información histórica de Madrid, una herramienta de investigación madrileña con plena vigencia. Pero más allá de su firmitas y de su utilitas innegables, lo que le diferencia de todos los demás es su venustas porque supone un viaje en el tiempo plasmado en imágenes congeladas en 1656 y bellamente dibujadas por quien sólo podía hacerlo, un cartógrafo y matemático portugués, un aventurero con patente de corso y espía al servicio de Su Católica Majestad Felipe IV. Todo un personaje ibérico que supo como engancharnos.






BIBLIOGRAFÍA

El Atlas del Rey Planeta. La “Descripción de España y de las costas y puertos de sus reinos”, de Pedro Teixeira (1634). Felipe Pereda y Fernando Marías. Ed. Nerea. Hondarribia, 2002.

El Plano de Texeira. Mª Isabel Gea Ortigas. Ediciones La Librería. Madrid, 2008.

8 comentarios:

  1. Gracias, Antonio, por esta entrada.
    ¿Qué decir de nuestra topografía que no haya dicho ya?
    Es una fotografía aérea de mi pueblo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Rafael. Es lo que pasa con el Teixeira, que ya está todo o casi todo dicho. A propósito de foto aérea, esta tarde a las 7,30 se presenta en la casa de la Cultura de Torrelodones la investigación arqueológica que ha hecho la AEAC (asoc. española de amigos de los castillos) sobre la atalaya islámica de Torre con fotos tomadas desde un dron y planos dibujados por el que suscribe ¡Anímate!
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola Antonio:
    Magnífica entrada, que entiendo como un homenaje al maestro portugués que hacía volar tu imaginación desde la habitación de tu casa. Si a él le debemos tu blog, le quedo doblemente agradecido. No es posible entender Madrid sin la topografía de Teixeira y, por supuesto, sin 'Pessoas en Madrid'!!

    Un abrazo, Jesús

    P.D. El que más arriba suscribe seguramente ha hecho un trabajo maravilloso sobre la atalaya de Torrelodones. Espero que la investigación arqueológica realizada haya aportado mucha luz sobre este monumento, referente de mi infancia, uno de los más viejos que tenemos en la Comunidad de Madrid. Gracias por contribuir a su estudio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús,
      Muchas gracias por tus palabras. ¿Qué se puede decir del Teixeira que no se haya dicho ya? Pues tu experiencia personal de él. Efectivamente, hasta recuerdo haber salido de la cama de un salto para saber a qué correspondía tal número romano en su leyenda...

      ...Con el sobrevuelo del dron, como si fuera el mismísimo Teixeira, se han visto detalles inaccesibles al común de los mortales que han quedado reflejados fielmente en los planos. Aún no están acabados al 100 % (¡faltan unas 5.000 piedras!) pero lo estará para la publicación.
      Gracias a ti y un abrazo

      Eliminar
  3. Antonio, has escrito un artículo precioso y apasionado, me ha encantado por eso, además de por lo que cuentas por supuesto.
    En cuanto a lo que ya está todo dicho sobre el plano de Texeira, por una vez me vais a permitir que discrepe con vosotros, creo que aún hay muchos misterios, sobre todo en relación a cómo realizó el plano don Pedro, ojalá algún día se sepa más sobre este tema.
    ¡Muchas gracias! (también por el enlace).
    Ah, y felicidades por ese trabajo sobre la atalaya de Torrelodones, has debido disfrutar mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mercedes. Me encanta que haya discrepancias de vez en cuando, pero vas a tener razón. El plano es especial en muchos sentidos y se sabe poco de él en comparación con la cantidad de información que nos da. Este personaje tiene algo de intangible, misterioso o mágico, creo que muy propio de su época.
      Gracias a ti por todo. El trabajo de la atalaya está siendo muy agradecido.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hola Antonio:
    Felicidades por este artículo en el que nos cuentas tu relación tan personal con Pedro Teixeira : hablas de este portugués como si te hubiera acompañado - físicamente - en tu profesión, en tu vida.
    Muy interesante todo, incluidos los grabados, y muy de agradecer también el enlace con el artículo de Mercedes. ¡ Otro personaje de cine que por ser ibérico se quedó sin película !.
    Otra vez felicidades y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teresa, muchas gracias a ti. Tienes toda la razón en lo que dices y me he dado cuenta de eso al sacar a este personaje que tenía en el banquillo hace mucho tiempo. Ha sido muy curioso redescubrir esa compañía en mi vida en una especie de psicoanálisis de urgencia muy terapéutico.
      ¡Cuánto material de calidad para el cine!
      Gracias y un abrazo

      Eliminar